.

jueves, 17 de marzo de 2011

DOMINGO DE RESURRECCIÓN PROCESIÓN DEL ENCUENTRO

El Domingo de Resurrección tiene lugar la procesión del Encuentro entre Jesús resucitado y la Vírgen de la alegría. Una nueva incorporación a la Semana Santa Soriana que ha cautivado a sorianos y forasteros.


jueves, 18 de marzo de 2010

SEMANA SANTA SORIA

La Semana Santa de Soria, declarada Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León, es uno de los múltiples atractivos que posee esta Muy Noble, Muy Leal y Antiquísima Ciudad. Semana Santa silenciosa y austera, devocional; fiel reflejo de la sociedad soriana que la sustenta. Destaca por su intenso sentimiento religioso.
Sus tallas se encuentran a la altura de las gandes tallas castellanas (de gran valor artístico en escultura policromada) que participan en la Semana Santa en Castilla y León. Como muestra de ello, podemos contemplar durante la Semana de Pasión la bella imagen del Cristo del Humilladero (siglo XVI), atribuido a Juan de Juni o a su escuela. Todo ello convierte sus procesiones, y en especial la Procesión General del Santo Entierro de Cristo la tarde-noche de Viernes Santo, en muestras de religiosidad de corte familiar, íntimo, propio de los sorianos y forasteros que las contemplan.

Procesiones tradicionales, siempre a la misma hora y pasando por la Calle del Collado; como el Via Crucis de las Santas Caídas y la Procesión del Silencio la noche de Jueves Santo, o la Predicación de las Santas Palabras la mañana de Viernes Santo desde los siete balcones de costumbre. Como escenario, las viejas callejas, callejones, plazas y plazoletas de una mágica ciudad que todavía conserva el encanto mágico de antaño. Existen rincones en los cuales el tiempo se resiste a avanzar, parece detenido a perpetuidad; especialmente al caer el sol. Tras tres años de recopilación de información por parte de la Junta de Cofradías de Semana Santa de la Ciudad, el 8 de agosto de 2008 se publicó en el Boletín Oficial de Castilla y León la Orden de la Cosejería de Cultura y Turismo por la que se declara Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León a la Semana Santa Soriana.



jueves, 11 de marzo de 2010

COFRADÍAS


En la Semana Santa Soriana, son ocho las Cofradías que recorren, durante estos días, la ciudad; inundándola tanto con sonidos viejos de cornetas y tambores, como de sobrios pasos de claro corte castellano. Las Cofradías, cuyos hermanos participantes en la procesión son conocidos popularmente como capuchones por su típica indumentaria; tienen encomendado, en los días de Pasión, bajar sus pasos hasta la Santa Iglesia Concatedral de San Pedro Apóstol, donde permanecerán hasta la tarde del Viernes Santo o de la Cruz, con el fin de participar en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo. El origen de las Cofradías sorianas se remonta al siglo XIX; pero ya desde el siglo XVI en Soria, al igual que en el resto de Castilla, consta la existencia de las cofradías penitenciales, de origen gremial, en las ciudades, villas y pueblos de esta tierra. En 1887 se constituye canónicamente la Cofradía del Santo Entierro de Cristo, cuyos fines se expresaron en dar solemnidad a la procesión del Viernes Santo y promover la piedad religiosa. Con más o menos altibajos, e incluso desaparecida de 1922 a 1937, era la Cofradía del Santo Entierro de Cristo la única que existía en la ciudad. La Procesión del Santo Entierro del Viernes Santo organizada por esta cofradía, así como la de la Virgen de la Soledad, eran las únicas procesiones que tenían lugar en la Soria de la primera mitad del siglo XX. En torno al año 1947, en la sociedad soriana surge un sentimiento para dignificar la presentación de la Procesión del Santo Entierro de Cristo promovido por la Junta de la Cofradía del Santo Entierro, con el fin de crear una procesión seria, severa y rígida que sea digna de Soria, como ciudad de los mejores títulos. Es en este momento cuando, a partir de la Cofradía del Santo Entierro de Cristo, surgen el total de cofradías actuales; cosiderándose a aquélla como la cofradía raíz o madre espiritual del resto. Las ocho se agurpan en la Junta General de Cofradías de Semana Santa de Soria. A raíz de este resurgir de las procesiones de Semana Santa en Soria, empezaron a fundarse una serie de cofradías, a partir de asociaciones profesionales o religiosas de la ciudad. La finalidad era la de alumbrar, cada cofradía, uno o algunos de los pasos que procesionaba la Cofradía del Santo Entierro. De este modo, conforman la Junta General de Cofradías de Semana Santa las siguientes:



Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén

La más atípica de las cofradías sorianas, se fundó al tiempo que se adquiría su paso procesional, el año de 1960, por las cuatro Parroquias del centro de la ciudad. En el año 2010, en su 50 aniversario, la hermandad se constituyó oficialmente en cofradía con la aprobación por parte del obispado de sus estatutos. La cofradía es principalmente infantil, pues en su mayoría son niños los que procesionan con ella. Se encuentra establecida en la iglesia de Santa María la Mayor. Sale en procesión la mañana del Domingo de Ramos, acompañada por niños del resto de las cofradías que portan palmas, los tambores del Santo Entierro y las cornetas de Las Santas Caídas. También participa en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo, la tarde-noche de Viernes Santo, abriendo el cortejo. Su paso procesional se conoce popularmente como La Borriquilla (1960).
El hábito está formado por saya,capuchón y fajín blancos y capa roja. Los niños que abren la procesión van ataviados de albas blancas y esclavinas de colores. Portan palmas a modo de báculos.


Cofradía de la Oración en el Huerto


Promovida por la Hermandad Ferroviaria de Soria, se constituye el año de 1951 y tiene por sede la iglesia del Carmen (PP Carmelitas). Su procesión particular, junto con la Cofradía de la Flagelación del Señor, tiene lugar el Martes Santo. Como las anteriores, participa también en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo, el Viernes Santo.
Su paso titular, La Oración en el Huerto (Barcelona, 1898), tiene una factura al estilo de Salzillo y es uno de los más espectaculares pues porta una palmera y dátiles naturales, hiedra; y en la palmera, un cáliz al que señala cristo y al otro lado, una hoja de un olivo del huerto de getsemaní enmarcada
Su hábito lo foma túnica granate; capuchón, cinturón y abotonadura verdes; capa amarillo-dorada y calzado oscuro. Portan báculos iluminados con el emblema de la cofradía.


Cofradía de la Flagelación del Señor


Surge, el año de 1954, bajo el patrocinio de la industria y el comercio sorianos, establecida canónicamente en la iglesia de Nuestra Señora del Espino. Su procesión tiene lugar el Martes Santo, bajando junto a la Cofradía de la Oración en el Huerto hasta la S.I. Concatedral de San Pedro Apóstol. El Lunes Santo, por las calles de la Parroquia del Espino, lleva a cabo el Via Crucis penitencial de La Columna. Del mismo modo que el resto de cofradías, sale la tarde-noche de Viernes Santo en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo. Porta la imagen de La Columna (siglo XVI) y su paso titular de La Flagelación (Escuela de Olot, 1951).
El hábito se compone de túnica y capuchón blancos; capa, botonadura y cíngulo rojos y calzado oscuro. Portan hachones de gas.


Cofradía Penitencial del Ecce Homo

 

Surge el año de 1950 por la acción de varios miembros de la Juventud Antoniana, con sede en el colegio de los RRPP Franciscanos. Tiene procesión propia la tarde de Miércoles Santo desde la iglesia de Santo Domingo (MM Clarisas) hasta la S.I. Concatedral de San Pedro Apóstol; para continuar con un bello y sencillo Via Crucis por la orilla del Duero, hasta la ermita de San Saturio. Al igual que el resto de cofradías, acompaña también a la Cofradía del Santo Entierro de Cristo en la tarde-noche de Viernes Santo.
El paso titular de la cofradía es El Ecce Homo (Escuela romanista navarra, siglo XVII), que pudiera pertenecer al antiguo paso de La Corona de Espinas.
El hábito que visten los cofrades está formado por túnica franciscana marrón; capuchón, capa y cíngulo rojos; guantes blancos y calzado oscuro. Portan báculos iluminados con el emblema de la cofradía. La Banda se diferencia por portar capuchón marrón y cíngulo blanco.


Cofradía de las Santas Caídas de Jesús

 


Su origen se remonta a 1955, surgida de la unión de varios vecinos en el Círculo Parroquial de San Pedro; tiendo por sede canónica la S.I. Concatedral de San Pedro Apóstol. Su Procesión Via Crucis de Penitencia tiene lugar la tarde de Jueves Santo, rezándose las distintas estaciones en los puntos de costumbre, con breve plática conmemorativa de las Santas Caídas. Del mismo modo que las anteriores, participa en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo la tarde-noche de Viernes Santo.
Su paso procesional, de una austeridad extrema, es conocido como La Caída (Barcelona, 1892); y cargan tres pesadas cruces de madera representantes de las Tres Caídas.
El hábito de los cofrades se compone de túnica y calzado negros; capa granate; capuchón azul; cinturón y botonaduras rojos y guantes blancos. Portan báculos plateados con la imagen del Cristo al que acompañan.

 

Cofradía de las Siete Palabras de Jesús en la Cruz

Fundada el año 1949, en el seno de la juventud de la Acción Católica, tiene por sede la iglesia de El Salvador. Su predecesora más inmediata fue la Cofradía de los Florines, llamada así porque todo cofrade al morir dejaba cinco florines de oro, con obligación de que la Hermandad le hiciera un aniversario de misa y vísperas por su alma en un día determinado. Su procesión particular tiene lugar la mañana de Viernes Santo, en la cual se predican las Santas Palabras a la ciudad en los balcones de costumbre. Así mismo, participa en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo en la tarde-noche de Viernes Santo.
Porta los pasos de La Exaltación de la Santa Cruz (1999) y el Calvario de los Florines (Escuela castellana, siglo XVI), que es su paso titular; y los Siete Faroles representantes de las Siete Palabras.
El hábito se compone de túnica y capuchón morados; capa, fajín, codón y guantes blancos y calzado oscuro. Portan báculos con el emblema de la cofradía.


Cofradía del Santo Entierro de Cristo

 

Fundada en el año de 1887, se considera la cofradía Raíz de las existentes en la ciudad. Se haya establecida canónicamente, desde su constitución, en la S.I. Concatedral de San Pedro Apóstol. Organiza la Procesión General del Santo Entierro de Cristo de Viernes Santo, a la que asisten todas las cofradías de la ciudad, portando a hombros los pasos del Lignum Crucis (1968), que porta la reliquia de la Santa Cruz llegada a Soria en 1522, cuando el Papa Adriano VI la requirió para venerarla devolviéndola al año siguiente; y el Santo Sepulcro (Zaragoza, 1891), paso titular de la cofradía. También portan el Crucifijo del Santo Entierro encargado al escultor Molina en 1901 ya que la imagen de Jesús Crucificado que se procesionaba hasta ese momento, propiedad del señor marqués de La Vilueña, se quemó en el incendio de su palacio en 1897.
Su hábito se compone de saya negra, capa de raso negro, cíngulo amarillo, guantes blancos y calzado rigurosamente negro; con la peculiaridad de ser la única cofradía cuyos cofrades salen en procesión con la cabeza descubierta y sin báculo. Su Hermano Mayor ostenta, por derecho propio, la Presidencia de la Junta General de Cofradías de Semana Santa.

 

Cofradía de la Virgen de la Soledad


A pesar de tener presencia desde el siglo XVI, relacionada con la antigua Cofradía de la Vera-Cruz, la Virgen de la Soledad no tiene cofradía propia hasta el año 1951, año en el que se redacta su Reglamento. Se encuentra establecida canónicamente en la ermita de Nuestra Señora de la Soledad, perteneciente a la Parroquia del Espino. Su Procesión del Silencio, la madrugada de Jueves Santo a Viernes Santo, es una de las más emotivas que tienen lugar en la Semana Santa Soriana. Participa, así mismo, en la Procesión General del Santo Entierro de Cristo; cerrando la Virgen de la Soledad el cortejo procesional.
Es encargada de alumbrar la talla del Cristo del Humilladero (Juan de Juni o su escuela, siglo XVI) y la imagen de la Virgen de la Soledad (siglo XVI), su paso titular. También portan siete faroles representantes de los Siete Dolores de la Virgen.
El hábito se constituye en saya, capuchón y guantes blancos; capa y calzado negros y fajín amarillo. Portan cruces de madera marrón oscuro.

 Textos: http://es.wikipedia.org/wiki/Semana_Santa_en_Soria